sábado, 16 de abril de 2011

Reunión Rosalíes 2 de abril

Hoy hemos tratado diversos temas, y como todas nuestras reuniones la pasión y las ganas de trasmitir todas nuestras opiniones se apodera de nosotras. Lo que provoca situaciones de estrés lingüístico…..
Lo cierto es que sacamos conclusiones muy interesantes, que queremos compartir con vosotr@s.
Hemos  retomado la discusión de la Ley de Trato, y algunas de nosotras mantenemos que aún sin negar su importancia puesto que pone de manifiesto, una visualización de la discriminación a nivel global, y la importancia de poner una fiscalía específica, creemos que es muy difícil que se consiga dotación económica que pueda asegurar su efectividad. De todos modos creemos que si se desarrollaran bien todas las leyes ya aprobadas  no sería necesaria otra más.
Otras en cambio piensan que es muy importante esta ley, la cual es mucho más determinante. Que a través de ella se les da un impulso tanto a la ley contra la violencia de género como a  la ley de igualdad.

Ley de Igualdad Asturiana.
Lo primero que destacamos es eso la importancia de  elaborar una Ley Autonómica de igualdad basada en la Ley de Igualdad estatal, pero nuestra.
Creemos que la  ley tendría que ser más contundente que  no sugiera si no que obligue. Pero siendo conscientes del paso tan importante que es esta Ley al introducir la credibilidad en la lucha contra la desigualdad que nos de fuerza y sea referente. Obliga a la sociedad asturiana a visibilizar la realidad de las mujeres.
Visibilizar la problemática concreta de las asturianas es dar un paso adelante en la lucha contra la desigualdad. Y todo esto, a través de la Legislación que es el único instrumento que legitimiza esa lucha , es el empuje que necesitamos para que la lucha llegue a buen fin.
Fundamental todos los epígrafes pero  destacamos la TRANSVERSALIDAD.
Porque es fundamental que todas las Consejerías tengan en cuenta los roles estereotipados, los visualicen e intenten corregir.
Esa Transversalidad irá salpicando todos los estamentos públicos y privados para así  obligarles a cambiar sus roles machistas, y apoyar todas las políticas que se hagan para luchar contra la discriminación.
La EDUCACIÓN como fundamento para cambiar la sociedad. En este punto el debate se  ha puesto a tope, estamos convencidas que desde la Administración asturiana , gracias a las competencias de educación, se podría incluir en el currículo la obligatoriedad  de asignaturas como educación afectivo-sexual, desde la etapa de infantil.
Somos conscientes que en la mayoría de los centros educativos si no hay una persona con sensibilidad, ni se trata el tema  y ni se quiere saber nada de ello. (Mientras, se siguen asesinando mujeres)
Y el trabajo de coeducación debe estar presente en todos los currículos de toda la educación y sobre todo en la formación del futuro profesorado. No podemos consentir que se trate el tema de la desigualdad con tanta tibieza, no podemos consentir la invisibilidad de nuestras niñas en el aula, ni que su trato no sea basado en la igualdad para corregir cualquier situación que en el futuro signifique abuso, desigualdad, violencia.
Aunque en las casas se puedan seguir manteniendo esas desigualdades les tenemos que dar la oportunidad a nuestros niños y niñas de visualizar la otra realidad. Que nuestras niñas y niños, no vean una única verdad, ni un único  modelo patriarcal, otro modelo basado en la igualdad, la tolerancia y el respeto es posible.
ESA ES LA RESPONSABILIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN.
La CONCILIACIÓN, fundamental para que las mujeres podamos trabajar fuera de la casa, podamos promocionarnos en nuestra profesión, además de crecer como personas, puesto que la no conciliación hace que no tengamos tiempo libre tanto para el ocio como para el estudio.
La VISUALIZACIÓN del coste que se ahorra la comunidad, por  el trabajo y cuidados domésticos  que realizamos las mujeres.
Por supuesto el peso específico que va a tener el Instituto de la mujer y  el Consejo.
Consiguiendo poner encima de la mesa la desigualdad que sigue sufriendo la mujer en la sociedad, la mitad de la población.
Hay que educar a toda la sociedad para que tenga presente que se matan mujeres por entender que somos propiedad de alguien porque estamos condenadas a estar por detrás de los hombres y no en el mismo plano.
Todo lo que hagamos para conseguirlo, es poco.
En las próximas legislaturas habrá que luchar por su desarrollo.

 CUENTO:
... Estaba la princesa leyendo un libro en el jardín de palacio cuando llegó un príncipe de un lejano país, atraído por las noticias de su sabiduría, y quiso verla. La princesa, curiosa, aceptó y le invitó a tomar una limonada porque hacía mucho calor. Él, nada más verla, impresionado por su belleza, cayó a sus pies y le propuso matrimonio. La princesa, asombrada, lo miró fijamente diciéndole: perdone, caballero, usted y yo no nos conocemos de nada, así que no sé cómo se atreve a pedirme que me case con usted. ¿Acaso sé yo si tiene buen carácter, si es simpático, si le gusta la música o si sabe cocinar perdices? ¿Me ha preguntado si yo tengo un amor, si me gustan los hombres o si tengo interés en casarme? La princesa cogió de nuevo el libro y siguió leyendo. El príncipe, cabizbajo, se dio media vuelta y se marchó pensando que se había equivocado de cuento.

Respecto de la prohibición de los anuncios de prostitución:

Nos parece fundamental e importante que se trate este tema y que sean prohibidos los anuncios de prostitución en la prensa escrita, como primer paso para poner coto y tratar el tema de la prostitución con seriedad. No puede estar tan a la mano de tod@s el poder prostituirse o a la vez utilizar esos servicios, a través de la prensa escrita, como si fuera lo más normal del mundo.
Está claro que el significado de prostitución va unido a la explotación y a la visualización que tienen los hombres de nosotras. Mercancía, objeto de deseo sexual, eliminando toda referencia a que somos personas que sentimos y pensamos, que somos iguales a ellos. Las relaciones sexuales se tiene que basar en el respeto por la otra persona, y no ser un mero trámite comercial en el que la mayoría de las veces la mujer es simple mercancía, ni siquiera lo hace libremente, y se ocultan mafias de trata de blancas y de tránsito de personas.  Muchas de las emigrantes son engañadas y vendidas para estos fines.
Es pues necesario que se intente corregir esta manera de vernos y de cortar con esa transmisión de padres a hijos. Que la juventud deje de visualizar ese estereotipo  de la mujer como mercancía sexual.
No somos un simple trozo de carne para uso sexual del hombre.
Se necesita legislar y definir su uso, y si se decide legalizar,  al menos, que las prostitutas tengan derecho a una seguridad social y unas coberturas mínimas para cuando ya no puedan ejercer. Haciendo desaparecer las mafias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada