sábado, 16 de abril de 2011

Reunión Rosalíes 7 de Enero

Hoy hemos tenido una nueva  tertulia de Les Rosalíes, nos hemos reunido y debatido diversos temas puesto que la actualidad está que arde, llegando a diversas conclusiones. Primero que se avecinan tiempos duros, aunque no sabemos si esta crisis es real o simplemente provocada por los poderes económicos, y que en estos tiempos de recesión lo primero que se intenta es volver a la "normalidad social" es decir mujeres pa casa.
 Nos preocupa  las demostraciones públicas que intentan dar marcha atrás a todo lo conseguido por las mujeres. 
La marcha atrás que supondría el que las amas de casa tuvieran paga por estar en casa, medida populista que probablemente much@s apoyarían pero que sin duda sería un retroceso en la lucha por la igualdad, ese deseo del patriarcado por dejarnos en casa metidinas, cuidando a toda la familia, llevando la casa. 
El  insistir en la jornada partida, la cual si se quisiera optar a ella, al menos se tendría que dar la posibilidad de cotizar como jornada completa, para poder tener una pensión de jubilación digna. El peligro que tiene el que muchas mujeres trabajen sin estar aseguradas, lo que provoca que ellas estén siempre sin un futuro. No conseguir un trabajo que nos permita cotizar para tener una cobertura social digna nos hace dependientes de nuestra pareja, no hay independencia si no hay independencia económica.  Además, estamos convencidas que si se potenciara el acceso al empleo de las mujeres no habría que prolongar la edad de jubilación.
Otro tema tratado, a raíz de las fiestas navideñas, es el problema de los juguetes que se plantean para niños y niñas. Cómo se nos dirige y cómo interesa mantener los roles entre los niños y las niñas. EL ROSA Y EL AZUL, lo cual esconde una constante manera de afianzar la fuerza, la violencia, la independencia en los niños, y por otro lado, la sensibilidad, superficialidad, el trabajo de la casa y el cuidado de los demás, en las niñas. Realmente difícil lo tenemos l@s madres y padres para encontrar juguetes que no repitan  esos roles, incluso los cuentos, es muy difícil  encontrar los que no perpetúen la desigualdad.
Porque está claro que todo esto desvirtúa la visualización que tienen los niños de las niñas: no es de alguien igual a ellos, con la misma capacidad para enfrentarse a la vida,si no alguien que no puede hacer todo lo que ellos hacen: las niñas no luchan, las niñas no juegan al fútbol y si lo hacen no lo hacen igual, el color rosa es de niñas....tal es la influencia que ejerce el patriarcado sobre ellos. La importancia de la Educación es algo fundamental no sólo la educación en la casa, si no en los Colegios, el potenciar la sensibilidad de género en las carreras universitarias dedicadas al Magisterio de tal manera que  se visualicen los roles que perpetúan la desigualdad.
El cómo tenemos que luchar para afianzar nuestra confianza,mientras que ellos la tienen simplemente por ser hombres, nos cuesta tener seguridad y confianza en nosotras mismas puesto que siempre se pone en duda nuestra credibilidad, al menos al principio. Tenemos que romper con muchas más barreras que ellos.
Está claro que no podemos permitirnos dar pasos atrás y estamos seguras que las nuevas jóvenas no estarán haciendo esfuerzos en formarse para después quedarse en casa, cuidando una familia, teniendo presente, además, que el mercado consumista en el que nos movemos no nos permite vivir de un solo sueldo.
Mediante estos encuentros conseguimos poner en común todo lo que nos preocupa a la vez que afianzamos nuestras creencias en la Igualdad y salimos reforzadas para la lucha.
Somos optimistas creemos que hay que estar muy atentas para no dar pasos atrás, al fin y al cabo, los derechos se consiguen luchando, nadie nos va regalar nada, sobre todo cuando estamos planteando cambios sociales tan radicales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada